Me llamo Andrea Mateos, aunque todo el mundo me conoce como Prepyus, una marca que ha ido mutando hasta transformarse en lo que es hoy en día: mi sello de identidad. Si me sigues desde hace tiempo, sabrás que PREPYUS ha sido muchas cosas. De hecho, comenzó en 2009 como un blog de opinión política. Más tarde se transformó en una web de moda y belleza. Y ahora es un espacio literario en el que tú, yo y el resto de mis musas practicamos el arte de vestir el alma.

Te confieso que embarcarme en este proyecto me llena de júbilo, pero también me hace sentir vértigo. Siempre he sabido que estaba hecha de vocablos, pero nunca había contemplado el arte como opción. Todavía me resuenan las palabras que me dijeron de niña, pero también las que me expresó Camilo en medio de la pandemia: «nunca había visto brillar tus ojos como cuando hablas de lo que escribes». Y aquí estoy: compartiéndote mi sueño, pero, sobre todo, animándote a perseguir siempre todo lo que te late.