Musas en línea: Carmen Hesles, una chica con magia

Una sección dedicada a las musas que me inspiran en mi día a día porque, definitivamente, las mujeres sí nos amamos entre nosotras.

Empática e intuitiva. Hablo un rato con ella a través de Instagram y descubro a una mujer con la que, verdaderamente, tengo muchas cosas en común. ¿Se puede sentir la chispa con alguien a quien solo conoces desde el otro lado de la pantalla?

Prepyus: siempre he creído en la magia y las energías y algo me dice que tú también lo crees… ¿cuál es tu superpoder?

Carmen Hesles: sí, efectivamente, siempre he creído en la magia y en la influencia de las energías que nos aporta la naturaleza. Funcionamos a base de energía y, sin darnos cuenta, estamos rodeado de ella, que nos afecta tanto físicamente como mentalmente.

En cuanto a mi superpoder, creo que podría mi empatía. Todos los animales y niños pequeños se me acercan siempre y las personas me comentan que se sienten muy cómodas al hablar conmigo porque les transmito “algo”, aunque a día de hoy todavía no sé qué es. Soy una persona muy sensible que, simplemente, trato de ser amable y ponerme en el lugar del otro.

P.: se ve que también eres una amante de la naturaleza. ¿Cuál sería para ti un plan perfecto para estar en contacto con ella? Ilústranoslo.

C.H.: andar por el bosque mientras me va llegando el olor a la madera de los árboles e ir escuchando los sonidos de los distintos tipos de pájaros mientras observo la vegetación tan diversa que hay y sigo caminando hasta llegar a la playa. Ahí comienzo a apreciar el cambio de escenario, sintiendo la brisa cargada del aroma del mar, escuchando el romper de las olas que aportan calma y paz. A continuación, me quito los zapatos y siento la arena dándome un masaje mientras camino. Me encanta poder ver las distintas conchas y piedras que voy encontrando y siempre cojo la que más me llama la atención. Sumergirse en el mar es sentir la libertad, así como ver el horizonte infinito y los colores del atardecer con el fondo del sonido de las gaviotas. Ese sería mi plan perfecto.

P.: también me consta que te apasiona el mundo de la moda. Si fueras un outfit, ¿de qué prendas estarías compuesta?

C.H.: sería un vestido, sin dudarlo, porque puede adaptarse fácilmente para una ocasión diaria, así como también para una más especial. Me gusta porque es versátil. Supongo que soy un poco así, siempre estoy buscando cambios en todo lo que me rodea, me gusta conocer distintas cosas constantemente.

P.: todo el mundo anda muy apagado por el 2020, pero poca gente valora lo bueno que nos ha dejado. ¿Qué es lo más bonito que te ha ocurrido el año pasado?

C.H.: lo más bonito ha sido el nacimiento de mi sobrina Julia, que abrió los ojos el pasado septiembre. Y, a pesar de pillarle en el centro de toda la pandemia en Málaga, ella salió muy sana y fuerte. Esa es la mayor esperanza que me ha dado.

P.: y, por último, y puesto que este verano vas a participar también en nuestra cadena de cartas estivales, ¿a quién le escribirías una carta ahora mismo y qué le pondrías?

C.H.: escribiría una carta para que lo cogiera cualquier persona al azar y le pondría que, pase lo que pase en nuestras vidas, somos más fuertes de lo que nos creemos y que podemos lograr lo que queramos, que no nos dejemos llevar por los demás y hagamos lo que realmente nos haga felices porque eso es, al fin y al cabo, todo lo que nos vamos a llevar.

Photos by @carmen_hesles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *