Jólabókaflód, la tradición islandesa que inunda nuestra casa de libros en Navidad

En Islandia, el mejor regalo que puedes a hacer a alguien a quien aprecias es un libro. Especialmente en la temporada que va de noviembre a diciembre, en la que los islandeses se lanzan a comprar nuevas lecturas para después degustar en Nochebuena y Navidad, donde la gente se reúne a leer y pasar una velada tranquila al amor de la lumbre.

¿Te seduce el plan?

A mí, desde luego, muchísimo. De hecho, desde que conocí esta bella tradición —hace ya algunos años —, he decidido incorporarla también a mi vida.  Y no solo en Nochebuena y Navidad, sino también en Nochevieja, Año Nuevo y Reyes.

¿Te imaginas comenzar el año leyendo un buen libro, con una copa de vino, dejando de lado los brillos y las salas de fiesta y, en su lugar, optar por un atuendo literario del siglo XVIII y música de piano de fondo?

Soy de las que creen que, según cierras e inicias los ciclos, así te va a ir el resto del año. A lo mejor es una absurda superstición, pero me encantan los rituales y la ornamentación psicológica en este tipo de fechas: ¿cómo preparo emocionalmente mi mente para todo lo que está por venir?

Así que, como quedan poquitos días para que llegue el 2022, te pongo triple tarea:

  1. Escoger un atuendo de uno de tus personajes literarios favoritos y recrearlo la noche del 31 de diciembre.
  2. Elegir un buen libro para despedirnos del 2021.
  3. Preparar una bebida caliente típica navideña (te dejo una receta súper sencilla aquí abajo) y degustarla mientras disfrutas de tu lectura.

¿No te parece un súper planazo?

RECETA GINGERBREAD LATTE

Se trata de un café caliente y delicioso, ideal para combatir el frío. Por eso, es una de las recetas más famosas de cafés navideños de los últimos tiempos.

Ingredientes:

• 120 ml de tu café favorito.

• 220 ml de la leche que más te guste (si lo quieres con mucha espumita, mejor que sea entera).

• ½ cucharadita de canela en polvo.

• ½ cucharadita de esencia de vainilla (con unas gotitas de esencia de naranja también queda muy navideño).

• Una cucharadita de sirope de jengibre (si no tienes, también vale jengibre en especia).

• Opcional: nata montada para decorar (a mí me gusta más la propia espuma de la leche).

• Un poco de cacao en polvo para decorar por encima.

Preparación:

1. Prepara los 120ml de café en la cafetera.

2. Vierte el café en tu taza y mézclalo con el jengibre (ya sea en sirope o especia) y después haz lo mismo con la esencia de vainilla (o naranja).

3. Añade 220 ml de leche previamente emulsionada.

4. Llena lo que queda de la copa con la nata montada.

5. Decóralo al gusto con cacao en polvo.

¡Y ya está! Felices fiestas, querida musa.

Foto de portada por Miriam Przybylo en Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *